miércoles, 6 de enero de 2016

Carta del editor: cerca del final



Amigo lector:
Esta carta tiene por objetivo no solo saludarte y desearte lo mejor en  todos  los aspectos,  para este nuevo año que empieza, con prolongación futura a muchos otros años que el Señor te permita vivir ; sino también adelantarte que este año 2016 será el último año que edite los blogs que tienes la gentileza de leerlos. ¿Abra alguna razón para esto? Si y no es nada complicado entenderlo. Eclesiastés o el Predicador me dice que “todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”. Me parece que a este ministerio ya le está llegando su hora y debo de prepararme para esta ocasión. Este próximo año cumpliré 19 años trabajando en el gran mandamiento.   Más debo agregar que personalmente hice a Dios una promesa relacionada con este  ministerio que significa servir.  Y “cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes.
 Y esto estoy tratando de hacerlo. En esta oportunidad permíteme contarte algo  de  mi vida y del gran mandamiento:

 1). Llegue con mi familia a Australia el 25 de enero de 1986. Recibimos al Señor a fines de 1996 y en 1997  se creó el programa de difusión cristiana llamado el gran mandamiento con el objeto de llevar la palabra de Dios a los corazones de la gente mediante   la difusión de predicas cristianas en español.
Para ese tiempo  se enviaban mensualmente un promedio de 50 casetes con destino únicamente  a Lima, Londres, Miami y Madrid
También se creó una revista en casete llamado El Mana   que tenia la misma estructura de la revista Reader Digest  con reflexiones, música, historias y humor.
Luego de unos años de trabajo con los  casetes, estos  empezaron a no ser usados por mucha gente y se intento el uso del CD. Por razones funcionales y económicas no se emplearon en el ministerio.

2). Se dio paso a otra etapa del ministerio usando el internet para la difusión de los mensajes bíblicos de una manera más efectiva usando las direcciones personales que se conseguían de una manera estratégica y funcional.  Se  enviaban quincenalmente los estudios  a 500 personas.
3). Después de  años de trabajo se  vio la necesidad de volver a cambiar de método para alcanzar un mayor número de lectores.
Es así que se crea un  Blog para este ministerio. Se forma los blogs  de el gran mandamiento en español e ingles y cuentos y narraciones también en los dos idiomas, siendo el Mana el precursor de este  ultimo blog.
Se iniciaron  los  blogs en junio del año 2011, es decir que ya se tiene trabajando en ellos 4 años y medio. La decisión de este cambio resulto importante y mejor en todos los aspectos y sobre todo en el aumento de lectores.
De 50 personas que recibían casetes, se subió a 500 que recibían emails, y hoy  el número de lectores de el gran mandamiento es de 86,950  mientras que 11,370 son   lectores ya han visitado cuentos y narraciones.
Si bien se puede considerar el incremento de lectores como sustancial, si esto se compara con el tiempo de servicio considerando solo los blogs me embarga una sensación de insatisfacción (propia de un editor), lo cual se agudiza, al observar cómo millones de personas siguen a otras personas, del mundo del entretenimiento. No me sorprende, porque tampoco compito, sino más bien acepto la verdad bíblica de que nadie busca a Dios.
Más no puedo negar la tremenda satisfacción que he tenido de actuar como un comunicador social donde he podido dar el mensaje de Dios a mucha gente necesitada espiritualmente.
El principal motivo del esfuerzo de mi solitario trabajo, descansa sobre la verdad de que sin Cristo la humanidad está completamente perdida. Y solo el poder de Dios puede transformar al ser humano, haciéndole nacer de nuevo. Y bajo esta condición, como nueva criatura, su contribución a la paz del mundo está garantizada. Creo firmemente que la Palabra de Dios al alcance en la  Biblia es la más apta y efectiva guía para la humanidad.
También debemos darnos cuenta, con solo revisar la historia de la humanidad, que cuanto más lejos se está de Dios, más cerca se está de la confusión y el desorden de nuestra existencia.
Por todo esto que medito contigo, concluyo que este ultimo año tratare de brindarte más información  bíblica para tu crecimiento espiritual. Solo que recuerdes que la información no necesariamente es conocimiento, sino va acompañada  con un poco de esfuerzo de tu parte para acudir a tu Biblia para escuchar lo que Dios el Padre desea decirnos, a través del Verbo quien es Jesucristo con la ayuda del Espiritu Santo. Es decir que cuando te sumerjas en las páginas de la Biblia, la Deidad de Dios estará en contacto contigo. Que privilegio. ¿Acaso lo dudas?
Dice el refrán que “no hay peor gestión que la que no se hace”.

 Con afecto,
Rubén          Enero 2016-01-07


No hay comentarios:

Publicar un comentario