sábado, 17 de octubre de 2015

Carta del editor:regreso a casa



Estimado  amigo lector:
Te escribo esta carta con el objeto de informarte que después de 6 largos meses, entre labores de servicio a dos iglesias ubicadas en la la zona de San Martin  el Perú además  viajes de placer y descanso  en Europa ya’ me reincorpore  a mis funciones en la edición de mis blogs de el gran mandamiento y los cuentos y narraciones.
Y aprovecho la oportunidad para agradecerte la gentileza que muestras de considerar a estos blogs como tus otras fuentes de información, compartiendo conmigo la lectura de los diversos artículos de gran  importancia espiritual, como es la de aumentar nuestro conocimiento acerca de Dios.
Estoy muy complacido de que estés colaborando en su difusión. Y los datos relacionados con las entradas y visitas de los lectores me satisfacen en gran manera, al haber encontrado que a la fecha ya van 80,632 entradas al gran mandamiento de manera combinada tanto en español como en ingles. Y para cuentos y narraciones, van 10,099 entradas combinadas en los dos idiomas. Estos datos si bien me estimulan para continuar  trabajando con su propagación, pese a que  aun están muy por debajo de las metas en número de lectores  que se desean para el futuro.
Por lo tanto, será necesario  no solo mejorar las publicaciones, sino mejorar integralmente mi labor como comunicador  social, y no solamente como autor y compilador.
Estoy confiado de poder mejorar, porque los desafíos son parte activa en mi manera de vivir, sin embargo si  bien se puede desarrollar esfuerzos propios dirigidos a mejorar nuestras aptitudes; estas deberán de estar en armonía con los propósitos y  designios de Dios, quien nos sostiene y sustenta.
P0r lo tanto, si las labores de ambos blogs son para enaltecer la gloria de Dios, las Escrituras garantizan su crecimiento y bendición. No dudo que este sea el caso de este programa de difusión del Evangelio del Señor Jesucristo.
Solo me queda comprometerme contigo a ser reciproco, con  tus visitas  a los blogs  buscando conocimiento y guía espiritual, mejorando en la medida de lo posible la redacción de los artículos, buscando nuevos temas de edificación espiritual.

Sin embargo en esta oportunidad también me dirijo a ti estimado amigo, que por diversas circunstancias no eres aun un lector de ambos blogs.
Puede ser que motivado por cierta curiosidad, entres  a leer el gran mandamiento, pero después de revisar su contenido o leer sumariamente  algún artículo, optas por cerrar  la pagina, por no encontrar lo que buscabas. No creo que te consideres ateo, porque en tal caso ni siquiera considerarías  para nada este blog.
Más bien pienso que tienes la idea que el gran mandamiento es un programa religioso, pero esto no es así. Tengo que decirte  que de lo que menos se trata es de la religión, sino más bien los escritos y estudios tienen por objeto relacionarte con Dios como enseña la Biblia.
Se usa constantemente las biblias en español de Reina-Valera revisión 1960 y la versión de King James en inglés, para la redacción de los artículos y meditaciones.
Ahora bien, si aun no te animas a visitarnos, podría ser porque  que aun no tienes una relación personal con el Señor Jesús, y debes de saber  que por esto que te expones a perder tu alma en la condenación.
No se trata de  actuar de manera alarmista, sino más bien realista en concordancia a lo que Dios nos dice mediante las Escrituras. Tienes que saber que si no confías en Jesús, estás perdido en tus delitos y pecados. Tienes que acudir a Él en arrepentimiento, pidiendo el perdón, y si así lo haces el te perdona, te hace nacer de nuevo, y te da la vida eterna; es decir te libra de la condenación de tu alma en el lago de fuego y azufre preparado para Satanás y sus ángeles caídos. No creas que cuando te mueras vas a ser condenado, la Biblia no dice esto.
Lo que ella dice es que las personas que rechazan a Cristo como Salvador, ya están condenadas, tiempo presente. Por lo mismo reconsidera si has tenido hasta ahora unan actitud desinteresada hacia Jesús. A continuación te ofrezco un pasaje bíblico, que es a su vez muy trágico para quienes que no le dan la importancia debida. Dice la Biblia:
 “Despiértate, tú que duermes,   Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo.
15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios
,16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. 17 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor” (Efesios 5:14-16}.

Notaras que Dios te llama y te dice que te despiertes; sin embargo también te dice que te levantes de los muertos. En qué quedamos, ¿Se está muerto o se está vivo?
Pues amigo, para Dios todo aquel que no está relacionado con Jesús, es un alma viviente espiritualmente  muerta. Por eso te exhortó a que  visites el gran mandamiento para que conozcas la voluntad de Dios para tu vida, porque los días son malos.
Con afecto,
Rubén