miércoles, 5 de febrero de 2014

Anécdotas de algunos personajes



Anécdotas de algunos personajes

1. En una reunión social Marilyn Monroe se cruzó con Albert Einstein, ella le sugirió lo siguiente: “Qué dice profesor, deberíamos casarnos y tener un hijo juntos. ¿Se imagina un bebe con mi belleza y su
inteligencia?”. Einstein muy seriamente le respondió:
“Desafortunadamente temo que el experimento salga a la inversa y terminemos con un hijo con mi belleza y su inteligencia”.


2. Un periodista le preguntó a Einstein” ¿Me puede Ud. explicar la Ley de la Relatividad?” y Einstein le contestó “¿Me puede Ud. explicar cómo se fríe un huevo?”.
El periodista lo miró extrañado y le contesta “Pues, sí, sí que puedo”, a lo cual Einstein replicó
“Bueno, pues hágalo, pero imaginando que yo no sé lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego”.




3. Durante el nazismo Einstein, a causa de ser judío, debió de soportar una guerra en su contra urdida con el fin de desprestigiar sus investigaciones. Uno de estos intentos se dio cuando se compilaron las opiniones de 100 científicos que contradecían las de Einstein, editadas en un libro llamado “Cien autores en contra de Einstein”. A esto Einstein respondió:
“¿Por qué cien? Si estuviese errado haría falta solo uno”.




4. En una conferencia que Einstein dio en el Colegio de Francia, el escritor francés Paul Valery le preguntó: “Profesor Einstein, cuando tiene una idea original, ¿qué hace?
¿La anota en un cuaderno o en una hoja
suelta?” A lo que Einstein respondió:
“Cuando tengo una idea original no se me olvida*”.




5. Einstein tuvo tres nacionalidades: alemana, suiza y estadounidense.
Al final de su vida, un periodista le preguntó qué posibles repercusiones habían tenido sobre su fama estos cambios. Einstein respondió:
“Si mis teorías hubieran resultado falsas, los estadounidenses dirían que yo era un físico suizo; los suizos, que era un científico alemán; y los alemanes que era un astrónomo judío”.



6. En 1919, Einstein fue invitado por el inglés lord Haldane a compartir una velada con diferentes personalidades. Entre éstas había un aristócrata muy interesado en los trabajos del físico. Tras una larga conversación, el inglés explicó a Einstein que había perdido recientemente a su mayordomo y que aún no había encontrado un sustituto. “La raya del pantalón la he tenido que hacer yo mismo, y el planchado me ha costado casi dos horas”. A lo que Einstein comentó:
“Me lo va a decir a mí. ¿Ve usted estas arrugas de mi pantalón? Pues he tardado casi cinco años en conseguirlas.”




7. Se cuenta que en una reunión social Einstein coincidió con el actor Charles Chaplin. En el transcurso de la conversación, Einstein le dijo a Chaplin: “Lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal; todo el mundo le comprende y le admira”. A lo que Chaplin respondió:
“Lo suyo es mucho más digno de respeto: todo el mundo lo admira y prácticamente nadie lo comprende”.




8. Y por último uno de los chistes favoritos que Einstein relatara en reuniones con políticos y científicos.
Se cuenta que en los años 20 cuando Albert Einstein empezaba a ser conocido por su Teoría de la Relatividad, era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias. Dado que no le gustaba conducir y sin embargo el coche le resultaba muy cómodo para sus desplazamientos, contrató los servicios de un chofer.
Después de varios días de viaje, Einstein le comentó al chofer lo aburrido que era repetir lo mismo una y otra vez.
“Si quiere -le dijo el chofer- lo puedo sustituir por una noche. He oído su conferencia tantas veces que la puedo recitar palabra por palabra.”
Einstein estuvo de acuerdo y antes de llegar al siguiente lugar, intercambiaron sus ropas y Einstein se puso al volante.
Llegaron a la sala donde se iba a celebrar la conferencia y como ninguno de los académicos presentes conocía a Einstein, no se descubrió la farsa:
El chofer expuso la conferencia que había oído repetir tantas veces a Einstein.
Al final, un profesor en la audiencia le hizo una pregunta. El chofer no tenía ni idea de cuál podía ser la respuesta, sin embargo tuvo una chispa de inspiración y le contestó:
“La pregunta que me hace es tan sencilla que dejaré que mi chofer, que se encuentra al final de la sala, se la responda”.

Napoleón  Bonaparte


9.Se dice que durante la invasión de Napoleón a Egipto la esfinge estaba cubierta de arena quedando solo visible la cabeza, Napoleón ordeno a sus hombres cavar para descubrir el resto, al ver que tenía la forma de un felino Bonaparte fue víctima de su alergia a los gatos por lo que pidió a sus tropas cañonear tan desagradable animal, obviamente no hubo mayor daño a la esfinge salvo destrozarle la nariz, desde entonces mantiene ese clásico perfil.

Hernán cortes



10.Clásica es aquella historia que dice que la conquista de México por Hernán Cortés fue facilitada enormemente porque uno de sus soldados enfermó de viruela, situación que el conquistador aprovechó para provocar una epidemia en la ciudad de Tenochtitlán.
Ponce de león

11.Otra dice que un par de soldados que acompañaban al explorador Ponce de León habrían efectivamente encontrado la "fuente de la eterna juventud", que rejuvenecía a quien se bañaba en sus aguas, los soldados habrían nadado hasta un grupo rocas  de  en medio de una laguna en donde había un manantial de donde brotaba esta agua mágica, al nadar hasta el islote los soldados habrían rejuvenecido unos 20 años, si regresaban  prácticamente quedarían convertidos en bebes por lo que quedaron atrapados en  las rocas alimentándose con el agua del manantial.
Vasco Muñes de Balboa

12.Se dice que cuando Vasco Núñez de Balboa descubre el "mar del sur", hoy Océano Pacífico, ordenó a sus hombres arrodillarse en la arena y esperar sin moverse bajo pena de muerte a que él y solo él se adentrara en las aguas de forma de ser el primer europeo en tomar contacto con el nuevo mar.


Isaac newton


13.Isaac Newton era muy reservado y creyente. Se cuentan anécdotas de él muy curiosas como que de los años que fue miembro del Parlamento sólo pidió la palabra en una ocasión y fue para que cerraran una ventana por la que entraba corriente de aire.


14. Mozart

a) El misterioso número 3:
 Se sabe que Mozart fue Masón y en la masonería el número 3 es muy significativo, ya que representa un papel fundamental en los sus rituales. Por eso Mozart inundó muchas de sus obras con este número. Así, en La Flauta Mágica, aparecen tres  acordes mayores en la obertura, tres hadas, tres niños que conducen al protagonista por el bosque, tres instrumentos mágicos, tres pruebas, tres cualidades del protagonista, tres templos…


b)     Mozart erótico:
Mozart incluía en casi todas sus obras representadas un toque bastante pronunciado de erotismo camuflado. Pero a veces no tan camuflado. De hecho compuso un Canon al que tituló de forma totalmente pornográfica: "Leck Mich in Arsch" que así puesto... no dice nada en español...

c) El niño prodigio:
 Con ocho años, siendo ya un reputado concertista, Mozart compuso su primera sinfonía, y fulminó los requisitos para ser un auténtico niño prodigio. Lo curioso es que su última sinfonía (la número 41) que compuso poco antes de morir, tiene un tema de 4 notas iguales al Andante de la primera: do, re, fa, mi.... ¿Sabía Mozart que no iba a escribir más sinfonías?

d) La comercialización de Mozart:
 Durante un tiempo, se puso de moda hablar del "Efecto Mozart", y es que, según algunos 'psicólogos', estimula la inteligencia y aumenta la capacidad de retención, incluso se decía que si las mujeres embarazadas oían música de él, el niño ó niña saldría con un alto coeficiente intelectual. Seguramente todo con objeto de promocionar ciertas películas de la época... pero el caso es que si eso sirvió para que se escuchara más música de él... bienvenido sea.

e) Mozart odiaba el sonido de la flauta:
Mozart no soportaba el sonido de una flauta. "Lo único peor a una flauta, son dos". De hecho los conciertos para flauta que escribió fueron todos por encargo, hasta que por primera vez sustituyó este instrumento por el clarinete, y creó el fantástico Concierto Para Clarinete K.622. A partir de entonces empezó a considerarse este instrumento dentro de las orquestas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario