miércoles, 28 de diciembre de 2011

Actitud: Por favor aprende a callar


Al hablar de alguien, si lo que vas a decir puede herir,  olvídalo. Mejor calla.
Si lo que va a salir de tu boca es para maldecir. Mejor calla.
Si lo que vas a decir va a acabar con la honra de alguien. Mejor calla.
Si lo que vas a decir son rumores sin fundamentos, olvídalo. Mejor calla.


Si al hablar juzgas a tus semejantes. Mejor calla.
Recuerda: No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida que medís, os será medido. (Mateo 7:1-2

Calumnias, mentiras, chismes; Si eso es lo que te mueve al hablar, ten cuidado.
Y considera que en algún momento tú puedes ser el blanco de esas patrañas, entonces sabrás lo que es quemarse con el veneno que sale de una boca maliciosa.

Cuando hables, habla cosas que bendigan y no maldigan, sino olvídalo. Mejor calla.

Si se ríen de ti por ser  diferente, ríete de los demás por ser iguales.

Toma este consejo de Dios:
Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio; el que cierra sus labios es entendido. (Proverbios 17:28