miércoles, 28 de diciembre de 2011

Actitud:Vuelo de los gansos


La próxima temporada, cuando veas a los gansos emigrar dirigiéndose hacia un lugar más cálido para pasar el invierno, observa que ellos siempre vuelan en forma de “v”.

Y ellos vuelan de esta manera,  pues  así  la bandada enteramente aumenta en un 71 % el alcance de vuelo, en relación a un ave volando sola.

Sacamos pues la primera lección:
Compartir la misma dirección y el sentido del grupo, permite llegar más rápido más fácilmente al destino que se desea llegar, porque ayudándonos entre nosotros los logros serán mejores.

Cuando un ganso sale de la formación, siente la resistencia del viento y la dificultad de volar solo. Entonces retorna rápidamente a la formación para aprovechar el poder de la elevación  que están delante de él.
Sacamos una segunda lección:
 Permaneciendo en sintonía, unidos y juntos todos aquellos que se dirigen en nuestra misma dirección, el esfuerzo por emplear será mucho menor. Por lo tanto será más sencillo y placentero alcanzar las metas deseadas, estando dispuestos a aceptar y ofrecer ayuda.

Cuando  el ganso líder se cansa, se traslada al final de la formación, mientras otro asume la delantera.
Acá tenemos una tercera lección:
Compartir el liderazgo, respetándose mutuamente en todo momento, compartiendo los problemas y los trabajos difíciles, reuniendo habilidades, talentos y recursos.

Los gansos al volar en formación graznan para dar coraje y aliento a los que van al frente, para que mantengan la velocidad.
Se desprende una cuarta lección de esto último:
Cuando hay coraje y aliento el progreso es mayor, porque una palabra de aliento a tiempo motiva y ayuda a dar o recobrar las fuerzas, y produce el mejor de los beneficios


Cuando un ganso  en pleno vuelo se enferma, está herido o cansado, y debe de salir de la formación, otros  salen de la formación y lo acompañan para   ayudarlo y protegerlo.
Permanecen  con él hasta que se muera, o sea capaz de reiniciar su vuelo para alcanzar a la bandada, o poder integrarse a otra formación.
La lección quinta es como sigue:
 Estemos unidos el uno al lado del  otro ,  pese a las diferencias, tanto en momentos de dificultad como en los  momentos de gran esfuerzo.
Si nos mantenemos uno al lado del otro, ayudándonos y acompañándonos y compartiendo, haremos realidad  el sentido y espíritu de grupo y equipo.
Si pese a las diferencias podemos conformar un grupo humano para afrontar cualquier situación, entonces por fin entenderemos  el verdadero sentido de la amistad.

Si somos consientes del sentimiento de compartir, ten por seguro, que la vida será más simple, y el valor de los años más placentero.
Amigos seamos gansos,
Y para mi puede ser más factible, porque es mi “chapa” de juventud.