domingo, 4 de diciembre de 2011

Paradojas


Paradojas     Celebres
1.       Paradoja de los sentimientos y la lógica: El corazón tiene razones que la razón no entiende.  (Pascal)
2.      Paradoja de la ceguera: Lo esencial es invisible a los ojos. Solo se ve con el corazón.  El Principito)
3.      Paradoja de la improvisación: La mejor improvisación es la adecuadamente preparada.
4.      Paradoja de la cultura: La televisión es una fuente de cultura, cada vez que alguien la enciende me voy de la habitación. (Groucho Marx)

5.      Paradoja de la ayuda: Si deseas que alguien te haga un trabajo  pronto pídeselo a quien este ocupado; el tiempo que esta sin hacer nada te dirá que no tiene tiempo.

6.      Paradoja del dinero: Era un hombre tan pobre, tan pobre, tan pobre, que lo único que tenía era dinero.

7.      Paradoja del tiempo: Vete despacio que tengo prisa.

8.     Paradoja de la tecnología: La tecnología nos acerca a los más alejados y nos distancia a los más próximos. (Michelle Norsa)

9.      La paradoja del sentido: No llega antes el que va más rápido sino el que sabe a dónde va. (Seneca)

10.  Paradoja de la felicidad: Mientras que objetivamente estamos mejor que nunca, subjetivamente nos encontramos  profundamente insatisfechos. (José Antonio Marina.

11.   Paradoja de la sabiduría: Quien sabe mucho escucha; quien sabe poco sentencia.

12.  Paradoja de la generosidad: Cuanto más damos mas recibimos.

13.  Paradoja del conocimiento: El hombre busca respuestas y encuentra preguntas.

14.  Paradoja del humor: La risa es una cosa muy seria.(Groucho Marx)

15.   Paradoja de lo cotidiano: Lo más pequeño es lo más grande.

16.  Paradoja del silencio: El silencio es el grito más fuerte. (Shopenhainner}

17.   Paradoja del experto: No hay peor que un experto para evitar el progreso en algún campo.

18.  Paradoja de la riqueza: No es más rico  el que más tiene sino el que menos necesita.

19.  Paradoja del cariño: Quien te quiere te hará sufrir.

20. Paradoja del disfrute: Sufrimos demasiado por lo poco que nos falta, y gozamos poco de lo mucho que tenemos. (Shakespeare).