lunes, 5 de diciembre de 2011

Reflexion espiritual: Jesús calma la tempestad de tu vida



 “Y cuando Él hubo entrado en una barca, sus discípulos le siguieron.
24  Y he aquí que se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; mas Él dormía.
25  Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: Señor, sálvanos, que perecemos.
26  Y Él les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar, y se hizo grande bonanza.
27  Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué clase de hombre es Éste, que aun los vientos y el mar le obedecen? “Mateo8: 23-27
Cuando la tempestad llega a tu vida, tú deberías de descansar en el Señor.
No creas que El no se acuerda de ti, sino que es al revés, ya que tu eres el que no se acuerda de Él, ni en tiempos felices ni en tiempos turbulentos.
Es Dios quien rompe las cadenas a través de Jesucristo, quien es también Dios, y no solo el Hijo de Dios.
Jesús es la solución para todos tus problemas, ya que al perdonarte y convertirse en tu salvador, pasas a ser nueva criatura, entonces  El ,  ahora  si te capacita a través de su palabra. Antes seguías las instrucciones del gobernador de este mundo que es Lucifer, el Diablo.
Al pasar a esta nueva situación, recién por el nuevo nacimiento, pasas a ser hijo de Dios, para que ahora hagas las buenas obras que Dios ha preparado para que las hagas y camines en ellas.
Así como el pasaje bíblico enseña súbete a la barca del Señor por fe y confía en El.
“Y ésta es la confianza que tenemos en Él, que si pidiéremos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye.
15  Y si sabemos que Él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.” 1ª  Juan 5: 14-15