domingo, 4 de diciembre de 2011

Sarcasmo:Fallecio Sentido Comun


Fallecio Sentido Comun
Hoy lloramos  la muerte de un querido amigo Sentido Común, que ha estado entre nosotros durante muchos años.
Nadie sabe a ciencia ciertos cuantos años tenía, puesto que los datos sobre su nacimiento, hace mucho que se ha perdido en los vericuetos de la burocracia.
Sera recordado por haber sabido cultivar lecciones  tan valiosas, como que hay que trabajar para un techo propio sobre la cabeza. Como también darse cuenta que las aves madrugan para conseguir lombrices.
Y también comprobar la validez de las frases tales como “la vida no siempre es justa, y tal vez haya sido yo el culpable”.
Sentido común vivió simples y eficaces consignas como “no gastes más de lo que ganas”, y estrategias confiables como eso de que “los adultos están a cargo y no los niños. Su salud comenzó a deteriorarse rápidamente cuando se aplicaron reglas quizás bien intencionadas  pero ineficaces. Informes respecto a niño de solo seis años acusado de “abuso sexual”, por haber dado un beso  a una compañera de su clase. Lo otro acerca de unos adolescentes que debieron de irse a otro colegio por haber denunciado a  otro estudiante distribuidor de drogas.
También lo de la maestra despedida por reprender a un alumno indisciplinado; todo esto  solo hizo que empeora  su condición.
Sentido Común perdió terreno cuando los maestros estuvieron imposibilitados de disciplinar  a los estudiantes, trabajo no de ellos, sino de los padres que fallaron en educar a sus ingobernables hijos.
Sentido común perdió el deseo de vivir cuando los Diez Mandamientos de Dios se convirtieron en material risible. Y muchas escuelas dejaron de enseñar los principios cristianos.
Para Sentido Común fue inconcebible que uno ya no pueda estar seguro ni en su propia casa, al extremo de no poder defenderse de los robos de un asaltante, porque este ladrón puede hasta demandar al dueño de la casa por agresión. Y si un policía en su función protección ciudadana, dispara su arma y mata a un delincuente,  así este estuviera armado él será investigado  por exceso de violencia y ligereza en el uso de su arma.
Las noticias periodísticas de abuso de menores por un conocido sector religioso, lo deprimió de manera muy severa.
Sentido Común  ya  no  podía soportar la falta de criterio de la gente, que en su afán vanidoso, dejaba de lado toda moral y discernimiento de lo provechoso y útil.
 Persiguiendo fabulas y engañándose a  sí mismos.
La muerte de Sentido Común fue precedida por la de sus padres, Bondad Y Confianza, y por la de su esposa Discreción, y la de su hijo  Raciocinio y de su hija Responsabilidad.
Le sobreviven tres hermanastros, ‘Conozco mis derechos’, Otro tiene la culpa’ y ‘Soy víctima de la sociedad’.

No hubo mucha gente en el funeral, porque muy pocos se enteraron de que se había ido.
Si aun lo recuerdas, hónralo.